El asilo político es un beneficio migratorio para aquellos que huyen de algún daño en su país de origen.

 

Muchas personas que solicitan asilo han sido dañados o temen ser dañados debido a su raza, origen étnico, religión, género, violencia doméstica, orientación sexual, opinión política, relaciones familiares, y pertenencia a ciertos grupos. Si teme regresar a su país de origen, su caso debe ser evaluado para ver si es posible solicitar asilo político.

Es importante recordar que el asilo político tiene varios plazos legales, de los cuales puede que la persona no sea consciente. Debido a estos plazos, no debe retrasarse en evaluar su caso.

Nos ocupamos de las solicitudes de asilo de varios países de América Latina, África y Asia. Cada persona tiene una historia muy específica y se necesita tiempo para evaluar un reclamo e informar al cliente sobre las ventajas y los riesgos de la solicitud.